PDF Imprimir Correo electrónico
Domingo 30 de Junio de 2013 00:00

El 4G en España: cómo, cuándo y con qué móviles


Algunos operadores han comenzado a despejar dudas acerca de las redes móviles 4G, por lo que viene bien repasar cómo está el panorama actualmente en este terreno.
Yoigo y Orange se han convertido en las dos primeras operadoras en anunciar sus planes de redes de cuarta generación, 4G LTE, en España. Ambas comenzarán el despliegue el próximo mes de julio; Orange un poco antes que Yoigo. Los otros dos grandes rivales, Movistar y Vodafone, todavía no han anunciado sus planes definitivos. También se preparan los terminales que aprovecharán la velocidad.


Yoigo: primer anuncio, segunda en llegar
La filial de TeliaSonera, Yoigo, fue la primera operadora en España que anunció el despliegue de redes 4G LTE, esta misma semana. Yoigo invertirá 200 millones de euros en el despliegue de su red de cuarta generación móvil (4G) en los próximos dos años, con el objetivo de alcanzar la mayoría del territorio en un año. Este despliegue comenzará el próximo 18 de julio en la Comunidad de Madrid con 405 estaciones base, en todos los nodos en donde ya existía cobertura propia 3G. El lanzamiento comercial de la red 4G para clientes de contrato será al mismo precio: el uso de la red y los servicios 4G no tendrá costes extra para el cliente. Además, cubrirá al 37 por ciento de la población española a finales de 2013, con más de 2.500 estaciones base, y al 75 por ciento de la población a finales de 2014.


Orange toma la delantera
Sin embargo, este viernes uno de los rivales de Yoigo, Orange, se ha adelantado a la filial de Telia- Sonera, al anunciar que lanzará su red 4G a partir del próximo 8 de julio. Para ello invertirá un total 1.100 millones de euros en España, que permitirá a los usuarios navegar a velocidades hasta diez veces superiores a las actuales en redes móviles. De acuerdo con los planes de la operadora, las primeras ciudades en las que ofrecerá estos servicios serán Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Málaga y Murcia y, antes de final de año, sumará nueve ciudades más con cobertura 4G hasta completar un total de 15 ciudades, que son Zaragoza, Bilbao, La Coruña, Palma de Mallorca, Las Palmas, Alicante, Córdoba, Valladolid, Vigo y las seis antes mencionadas. En 2014, la compañía continuará con el despliegue 4G, con el fin de cubrir todas las capitales de provincia españolas.


Las grandes esperarán
Yoigo desplegará su red 4G en la banda de 1800 MHz, y permitirá velocidades de bajada de hasta 75 Mbps, con una velocidad media de entre 20 y 40 Mbps, mientras que Orange empezará utilizando sus frecuencias en las bandas de 1800 MHz y 2600 MHz y según ha confirmado hará uso más adelante del espectro en 800 MHz. Sin embargo, dos de los grandes rivales de Orange y Yoigo que completan el espectro de las grandes operadoras de España, Movistar y Vodafone, todavía no han anunciado sus planes definitivos de despliegue 4G. El principal motivo es que ambas compañías esperan a que la TDT deje espacio libre en la frecuencia de 800 MHz para los servicios de comunicación móvil.
Según el adelanto en la liberalización del llamado dividendo digital, las frecuencias que dejarán libre las televisiones en el espectro de los 800 MHz para servicios de comunicaciones móviles está previsto por el Ministerio de Industria para el 1 de enero de 2014. De ahí que Movistar, Vodafone y también Orange ocupen también este espectro para el despliegue de sus redes de cuarta generación.
Habrá que ver si finalmente el Gobierno cumple con esta hoja de ruta y si estas dos grandes operadoras conceden tanto tiempo de ventaja a sus rivales o deciden pasar al ataque. Sin embargo, es cierto que la adopción de esta tecnología aún avanzará a paso lento, especialmente porque a nuestro país, ante la incertidumbre, han llegado pocos móviles 4G y su precio es alto. Eso nos lleva al siguiente punto.


Dispositivos con 4G
Pese a que este verano comenzará el despliegue del 4G en España, países como Estados Unidos o Reino Unido ya iniciaron el despliegue de estas redes de cuarta generación hace muchos meses. Por ello, y en previsión de que este tipo de redes comenzarían su despliegue a partir de este 2013, los principales fabricantes han lanzado sus dispositivos móviles compatibles con estas redes 4G.
Los usuarios pueden elegir entre una amplia gama de dispositivos del mercado, de la mano de Sam sung, Apple, HTC, Sony o las chinas Huawei, Lenovo y ZTE. Sin embargo, algunos de los dispositivos con 4G de estos fabricantes no han llegado a España porque el espectro para soportar estas redes no estaba aún abierto, aunque previsiblemente los operadores comenzarán a ofrecerlos a medida que desarrollen sus planes 4G LTE. Los dispositivos de Samsung que cuentan con modelo 4G son el recién estrenado Galaxy S4 y su antecesor, el Galaxy S3; así como el tablet Galaxy Note 2. En cuanto a su gran rival, Apple, la compañía de Cupertino dispone de modelos 4G de su último smartphone, el iPhone 5, además de iPad mini y el iPad de cuarta generación. HTC también se ha lanzado con dispositivos que soportan este tipo de red con el lanzamiento de su último buque insignia, HTC One. Sin embargo, dos de los smartphones de alta gama de la taiwanesa, HTC One X y HTC One X+, no soportan este tipo de red. Por su parte, el Xperia Z y el tablet Xperia Z de la japonesa Sony son los únicos que cuentan con modelos 4G. Otro de los fabricantes que ha apostado por modelos 4G ha sido la surcoreana LG con su recién estrenado Optimus G. En cambio, la primera generación de la familia Optimus L, con los modelos L3, L5 y L7 y L9, no soportan esta red ni tampoco la segunda generación presentada el pasado mes de febrero.
Los Lumia 920 y 820, los dos últimos smartphones de la gama alta de la finlandesa Nokia actualmente en el mercado, junto con el recién presentado Lumia 928, son los dispositivos que sí soportan este tipo de red de cuarta generación. También uno de los últimos terminales de la nueva generación de smartphones BlackBerry con el nuevo sistema BB10, el BlackBerry Z10, soporta redes 4G. En cuanto a los últimos dispositivos de las compañías japonesas Huawei, Lenovo y ZTE, que han conseguido escalar posiciones en el último año hasta situarse entre los primeros en los rankings de ventas, también cuentan con modelos que soportan este tipo de redes, aunque no todos han sido lanzados en España. En el caso de Huawei, tiene disponibles en nuestro país el Ascend P2 y el Ascend G526.

Fuente: Europa Press


NOTA DE PRENSA DE LA PLATAFORMA ESTATAL CONTRA LA CONTAMINACIÓN ELECTROMAGNÉTICA (PECCEM)


La PECCEM denuncia ante los medios de comunicación el grave escándalo de salud pública que supone el hecho de que el Ministerio de Industria fomente el sistemático despliegue de infraestructuras de telecomunicaciones, como es el caso de la cuarta generación 4G de telefonía móvil, a sabiendas de los graves riesgos que supone para la población la exposición a las radiaciones electromagnéticas generadas en las mismas.


Desde el Parlamento Europeo, el Consejo de Europa y la Agencia Europea de Medio Ambiente se ha trasmitido a los 27 estados miembros de la Unión Europea la necesidad urgente de poner en marcha medidas precautorias para proteger a la población de este factor de riesgo. Esto se fundamenta en el Informe Bioiniciativa acerca de las pruebas científicas de los efectos sobre la salud por la exposición a radiaciones electromagnéticas, el documento más importante hecho hasta el momento según el Parlamento Europeo, basado en la revisión de más de 3800 trabajos científicos, el cual afirma que no se puede contar con ninguna seguridad respecto a la exposición crónica a radiaciones inalámbricas como las de la telefonía móvil, teléfonos inalámbricos y el wi-fi. También advierte de la imperiosa necesidad de rebajar drásticamente los límites de radiación actuales, los cuales no protegen a la población por ser obsoletos y estar erróneamente fundamentados. Además, la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer organismo de máxima referencia internacional dependiente de la OMS, ha clasificado las radiofrecuencias como posibles carcinogénicas.
El enorme costo para la sociedad y el impacto en el sufrimiento humano que supone no tratar este problema exigen la intervención de los organismos públicos encargados de la protección de la salud pública, que deben de actuar sobre la base de las pruebas disponibles, tal y como apunta el Informe Bioiniciativa. Por ello debe de seguirse el ejemplo de Israel, cuyos ministerios competentes, apoyándose en el mismo principio de precaución recogido en el Tratado de Maastrich y en nuestra Ley General de Salud Pública, se oponen a la introducción de estas nuevas infraestructuras.
Es hora de que, tal y como recomienda la Resolución 1815 del Consejo de Europa, los ministerios competentes hagan campañas informativas para alertar a la población de estos riesgos, respetándose el derecho de la población a ser informada de los mismos recogido en la Ley General de Salud Pública, y también de que se solucionen los conflictos de intereses, restableciendo la independencia de los científicos que valoran los riesgos, con el objetivo de que primen los derechos fundamentales de la población frente a los intereses económicos de la industria de las telecomunicaciones.


Fuente: http://www.avaate.org